La libertad

La esclavitud da origen al concepto de “Libertad”. La primera idea del concepto “Libertad” se cree que se encuentra en la palabra Sumeria “Ama-gi” que significa “volver a la madre”. Hay otro posible origen en la lengua “indoeuropea” en la palabra “leudh” que significa “crecimiento o desarrollo en una planta”, otros dicen que significa “pueblo”.“Leudh” dará origen a la palabra griega “Ελευθερια” y “Liber”. Eleftheria (Ελευθερια) encerrará el concepto de “Libertad” para los griegos, pero una “Libertad para” en el sentido jurídico y civil.

Los griegos utilizaron esta palabra para diferenciar a los que eran ciudadanos de los que eran esclavos. Esto en un sentido de “Libertad para” solo desde lo físico. Por el otro lado “Liber”, tomando la etimología de la palabra “leudh”, significa pueblo. En el sentido griego y romano estas dos palabras significan “el que pertenece a la ciudad”, en el sentido civil y jurídico como decía más arriba. En Grecia y en Roma la libertad es política, pero no personal.

 

Los griegos tenían tres conceptos distintos de “Libertad”. Uno es “Eleftheria” (Ελευθερια) que se refiere a “Libetad para” y corresponde a las libertades civiles. “Isegoría” (Ισηγορια) que se refiere a la libertad de expresión. Literalmente “igualdad de palabra”. “Isonomía” (Ισονομια) que se refiere a la igualdad que tienen todos los ciudadanos ante la ley.

En castellano “Libertad” proviene del latín “Libertas – atis” de igual significado y proviene esta de la raís “Liber” mencionado más arriba. En lengua inglesa es “Freedom” que proviene de una raíz indoeuropea que significa “amar”, la palabra de la misma lengua para decir “miedo”, “Afraid”, viene de la misma raíz usado como contraposición. En el “Derecho Romano” el hombre es libre y puede hacer lo que quiera siempre y cuando no se lo impida la ley y el perjuicio a otros. En la lengua hebrea hay dos conceptos de “Libertad”: “Jerut” que se refiere a “Libertad emocional, espiritual”. “Jofesh” que se refiere a “Libertad física”.

Para los judíos solo es esclavo el que se da ese título.

En el pensamiento hebreo solo existe el término de “Jerut”. Para ellos la “Libertad” siempre está conectada con “Jerut”. La “Hagada de Pesaj” (Pesaj es la Noche de Pascua donde se celebra la salida del pueblo hebreo de Egipto) que relata la salida del pueblo judío de Egipto, solo aparece la palabra “Jerut” para referirse a libertad. Para los judíos solo es esclavo el que se da ese título.

Al salir de Egipto el pueblo de Israel era libre en lo físico, pero no sabía ser libre en lo interno. Por eso es que “Dios” hizo que el pueblo de Israel vagara por el desierto durante 40 años, antes de llegar a la tierra prometida, para que aprendiera a ser un pueblo libre.

Hay una íntima relación entre “Libertad” y “Ética”. La condición previa a la libertad en un individuo, es la captación y asimilación de los valores. Cuando hay ausencia de responsabilidad y valores tenemos como resultado el “Libertinaje”. La ignorancia, por tanto, no deja a los individuos ser libre. La libertad interior se rige por los valores.

Cuando no existe uno o varios valores en la mente del individuo, su conducta va a estar orientada, no por valores, sino por instintos, reflejos, condicionamientos, hábitos, inclinaciones surgidas del inconsciente, presiones externa etc. La percepción de los valores es indispensable para que exista un acto libre (sin ignorancia).

Por último debemos distinguir dos tipos de libertad. Una “Libertad negativa” y otra “Libertad positiva”. 1) Libertad negativa (Libertad de) se refiere a libre de obstáculos, de vínculos o de restricciones sean de orden físico o de orden moral. Corresponde al concepto Romano y Griego de libertad. 2) Libertad positiva (Libertad para) se refiere a libertad para alcanzar un objetivo o para realizar un valor o para llegar a una meta, es de tipo interna y reside en la voluntad. Esta corresponde al concepto hebreo de libertad y por tanto al concepto cristiano de libertad.

Según Sartre estamos “condenados a ser libres porque nacimos con ese derecho, es nuestra naturaleza”. Es nuestra naturaleza y derecho ser libre pero desde los dos puntos de vista, el Greco-romano y el Judeo-cristiano.


Juan de Jesús R. O. WebMaster

Juan de Jesús